dolor
BIENESTAR

¿Qué es el dolor? Causas, síntomas y tratamiento

El 17 de octubre se conmemora el Día Mundial contra el Dolor, con la finalidad de crear conciencia y destacar la necesidad urgente de encontrar un mejor alivio para el sufrimiento físico de enfermedades que causan esta molestia.

¿Qué es el dolor?

Es una sensación desagradable provocada por una lesión. Ocurre cuando la información que los nervios reciben se envía al cerebro y éste reconoce el estímulo como dañino y lo identifica como «dolor». Es el mecanismo de advertencia del cuerpo que establece una alarma para protegerse del daño.

Existen dos tipos de dolor:

  • El crónico es persistente y por lo general dura más de seis meses.
  • El agudo normalmente aparece de repente y lo causa algo específico, como un accidente, una caída u otra lesión. Todas las personas experimentan dolor agudo en algún momento de su vida.

El dolor de espalda afecta a 8 de cada 10 individuos.

Desde la mitad hasta dos tercios de las personas con «dolor» tienen nula o menor capacidad para hacer ejercicio, disfrutar de un sueño normal, realizar labores domésticas, asistir a actividades sociales, conducir un automóvil, caminar o tener relaciones sexuales.

Tipos de Dolor

Dolor de espalda: las causas típicas son levantamiento de objetos pesados, lesiones a causa de accidentes, tensión muscular. Para cuidarla se recomienda ejercitar la espalda y los músculos abdominales, evitar levantar objetos pesados y mantener una buena postura.

Dolor de cuello: lo pueden causar el dormir en posiciones incómodas, padecer un traumatismo cervical o tener un nervio comprimido. Se recomienda utilizar una almohada firme y baja para dormir, mantener una buena postura y ejercitar los músculos del cuello.

Dolor articular: se presenta por desgaste de los cartílagos o por no calentar bien antes de hacer ejercicio. Para cuidar las articulaciones, lo mejor es ejercitarlas, mantener un peso saludable y calentar adecuadamente antes de practicar deporte.

¿Cómo prevenir las lesiones deportivas más comunes?

Las lesiones musculares son las más comunes entre los atletas, conforman aproximadamente entre el 10 y 55% de las lesiones que la gente sufre en general. La mayoría (más del 90% de éstas) son contusiones o esguinces. Los tipos más severos pueden causar dolor crónico, disfunción y recurrencia, lo cual impide retomar las prácticas o competencias.

El dolor de cuello puede ocurrir por permanecer en una posición incómoda durante un largo tiempo o ser el resultado de un esguince asimétrico a largo plazo. En el caso de los atletas, los músculos del cuello tienden a tensarse y sufrir espasmos como resultado de posiciones incómodas.

La compresión del hombro sucede cuando al levantar el brazo un tendón del hombro atrapa un tejido o hueso cercano, o frota contra estos. Es más común en atletas que practican deportes con movimientos de brazos que van por encima de la cabeza, tales como béisbol, tenis y natación.

Asimismo, una mala postura puede ocasionar un gran impacto en los hombros. Por ejemplo, las personas que pasan todo el día sentadas frente a un escritorio terminan encorvándose hacia adelante, lo cual hace que los hombros se curven. Esta posición intensifica el mal movimiento del hombro y esto conduce fácilmente a la inflamación.

Por lo general, las lesiones en la región lumbar se deben a debilidad o distensión muscular; la mayoría de las personas ha experimentado este tipo de dolor.

La prevalencia del dolor en la región lumbar en la población adulta en general es entre 85 y 90%. El dolor de espalda también es común en los atletas competitivos, y se estima que entre 1 y 30% lo experimentan.

El síndrome de la rodilla de corredor es la causa más común del dolor de rodilla. Esto se debe a la desalineación de la rótula en su canal. La rótula normalmente se mueve hacia arriba y hacia abajo en su canal a medida que la rodilla se flexiona y se estira. Si la rótula está desalineada, esta frota con una parte de su canal, lo que crea dolor e incomodidad.

Los principales afectados son los corredores jóvenes que corren por afición, y se presenta dos veces más en mujeres que en hombres. La mejor manera de evitar la rodilla de corredor es trotar sobre superficies suaves y usar tenis que proporcionen suficiente amortiguación y apoyo.

Manejo del dolor y su tratamiento

Cualquiera que sea el deporte o la actividad física que practiques, es importante saber cómo evitar lesiones. Aun así, todas las personas experimentan dolor agudo en algún momento de su vida. Hoy en día hay un amplio rango de opciones innovadoras para el tratamiento de cualquier tipo de dolor, aunque siempre será necesario y recomendable contactar a tu médico para definir el plan de tratamiento a seguir.

*Con información de la Dra. Abril Aguilar, DoloNeurobión

Te puede interesar: 11 SEÑALES DE ALERTA QUE INDICAN UNA POSIBLE ADICCIÓN

Jaz Mendoza Jaz Mendoza (366 Posts)

Mamá de Vale 🤸🏽‍♂️ y Mika 🐕 Actualmente estudio y practico Yoga 🧘🏻‍♀️. Comparto recursos y herramientas para vivir en armonía y criar desde ese lugar de conciencia. Amo leer y escribir, ver películas y series, estar en contacto con la naturaleza y beber café.


Share
Jaz Mendoza

Mamá de Vale 🤸🏽‍♂️ y Mika 🐕 Actualmente estudio y practico Yoga 🧘🏻‍♀️. Comparto recursos y herramientas para vivir en armonía y criar desde ese lugar de conciencia. Amo leer y escribir, ver películas y series, estar en contacto con la naturaleza y beber café.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *