la leche
BIENESTAR

¿Tomar leche es bueno para la salud? 5 mitos y realidades

Hoy, que se conmemora el Día Mundial de la Leche, es importante recordar que esta bebida de origen animal proporciona nutrientes esenciales que fortalecen nuestro sistema inmunológico, pues es fuente importante de energía, proteínas de alta calidad y grasas.

La leche es un alimento muy valioso desde el punto de vista nutricional y debe formar parte de una dieta equilibrada en cualquier etapa de la vida, pues es la fuente más importante de calcio biodisponible. Asimismo, contiene una serie de vitaminas como las B2, A y D, esenciales para el cuerpo humano y el sistema inmunológico.

Entre sus múltiples beneficios a la salud se sabe que favorece el metabolismo, la energía, el crecimiento de los músculos y tejidos del cuerpo, así como la función cerebral y visual. En la etapa adulta, reduce el riesgo de sufrir osteoporosis pues ayuda a absorber los minerales y aminoácidos que evitan el desgaste de huesos y órganos.

5 mitos y realidades alrededor de la leche

1. La leche no es imprescindible para el calcio y es fácilmente sustituible por otros alimentos.

Aun cuando existen otros alimentos distintos a los lácteos, ricos en calcio como condimentos y especias de origen vegetal, no hay uno tan completo como la leche; contiene lactosa, vitamina D y otros péptidos bioactivos que facilitan la absorción del calcio, el cual contribuye a mejorar la calidad nutricional de la dieta.

2. Consumir lácteos engorda.

La grasa que aporta la leche sirve para transportar algunas de las vitaminas liposolubles que contiene: A, D, E y K. Su contenido de grasa es del 3.5% en versión entera, 1.8% en semidesnatada y 0.8% en desnatada. Asimismo, ofrece una gran cantidad de nutrientes con un porcentaje calórico muy limitado.

3. La leche y otros productos lácteos aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Las grasas saturadas que tiene la leche en su composición no representan un efecto negativo para la salud, pues contienen ácido esteárico y oleico que disminuyen el porcentaje de colesterol sanguíneo y de ácido linoleico.

4. La leche contiene antibióticos y hormonas.

Existen estándares estrictos implementados para garantizar que esta bebida sea segura. Se realizan pruebas al producto para detectar antibióticos en cada etapa del proceso de entrega: en la granja, antes de ser transportada y nuevamente en la planta procesadora de productos lácteos. Cada uno de estos test determina que no contiene antibióticos ni hormonas.

5. Los intolerantes a la lactosa no pueden tomar leche ni derivados lácteos.

Está comprobado que la mayoría de los adultos intolerantes a la lactosa toleran hasta 12g de lactosa al día en una única toma sin síntomas, lo que equivale a un vaso de leche de 250ml. Además, por su proceso de elaboración en productos como el queso o yogurt presentan poca o nula lactosa.

El Día Mundial de la Leche fue establecido a partir del 2001 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con el propósito de incentivar el consumo de productos lácteos en todo el mundo.

Con información de MSD Salud Animal

Te puede interesar: TEST: DESCUBRE TU TIPO DE PIEL Y TRATAMIENTO, SEGÚN ESPECIALISTA

Jaz Mendoza Jaz Mendoza (339 Posts)

Mamá de Vale. Editora en temas de bienestar y crianza. Pro acciones por la niñez. Gusto por los libros, el cine, el café y la música. Colaboro en Kena revista.


Share
Jaz Mendoza

Mamá de Vale. Editora en temas de bienestar y crianza. Pro acciones por la niñez. Gusto por los libros, el cine, el café y la música. Colaboro en Kena revista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *