grasas trans
BIENESTAR

Grasas trans: qué son y cómo evitarlas

Las grasas trans son un tipo de grasas no saturadas que se produjeron de forma industrial, al agregar hidrógeno a los aceites vegetales. Se utilizan comercialmente para reducir el costo de fabricación de los productos y hacer que sean menos susceptibles al deterioro. Sin embargo, está comprobado que una dieta rica en este tipo de grasas puede ocasionar enfermedades del corazón, la principal causa de muerte en el mundo.


Las grasas trans también reducen los niveles beneficiosos de colesterol HDL, mientras que aumentan los niveles dañinos de colesterol LDL, que con el tiempo puede desarrollar enfermedades del corazón o derrames cerebrales. Asimismo, también favorecen el riesgo de padecer enfermedades no transmitibles (ENT) como la presión arterial y la diabetes tipo 2.

Consejos para evitar las grasas trans

Identifica los alimentos que las contienen
Consumir alimentos que tienen grasas trans afecta negativamente la salud a largo plazo. Desafortunadamente, existen bastantes productos que las contienen. Por ejemplo, la margarina, los productos horneados, los alimentos fritos, los bocadillos embazados, las mezclas para pasteles y glaseados.

Los alimentos más comunes que las incluyen, son:

  • Margarina.
  • Donas, pasteles y galletas.
  • Papas fritas y alimentos fritos que utilicen aceites que contienen grasas trans.
  • Comida congelada.
  • Cremas no lácteas.

Lee las etiquetas e ingredientes nutricionales
Todas las empresas de alimentos y fabricantes están obligados a enumerar el contenido de grasas trans en la información nutricional de sus productos. Lo ideal es elegir alimentos o aperitivos con cero gramos de grasas trans, o comprobar que en la lista de ingredientes de la etiqueta no aparezca la leyenda «Aceites parcialmente hidrogenados», pues esto indica la existencia de grasas trans.

Usa aceite de oliva para cocinar
Cuando se trata de los beneficios para la salud, no todos los aceites de cocina son iguales. En este sentido, el aceite de oliva no sólo está libre de grasas trans, también está lleno de ácidos grasos saludables para el corazón, como las grasas monoinsaturadas (MUFA). Según la Asociación Americana del Corazón, los MUFAs que se encuentran en el aceite de oliva ayudan a bajar los niveles de colesterol LDL en la sangre, lo que también reduce en gran medida el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y derrames cerebrales. Asimismo, también es rico en antioxidantes llamados polifenoles, los cuales disminuyen el nivel de colesterol, la presión arterial y el riesgo de desarrollar enfermedades coronarias.

Come bocadillos saludables
Los bocadillos, cuando se consumen con moderación, son parte esencial de una dieta equilibrada, pues aportan energía durante todo el día. Desafortunadamente, una gran cantidad de snacks empaquetados están llenos de grasas trans. Algunas opciones más saludables son las almendras sin sal, las manzanas en rodajas, los palitos de zanahoria o el yogur griego.

*Con información de Carbonell

Te puede interesar: 7 ERRORES QUE TE IMPIDEN BAJAR DE PESO, SEGÚN ESPECIALISTA

Jaz Mendoza Jaz Mendoza (316 Posts)

Mamá de Vale. Editora en temas de bienestar y crianza. Pro acciones por la niñez. Gusto por los libros, el cine, el café y la música. Colaboro en Kena revista.


Share
Jaz Mendoza

Mamá de Vale. Editora en temas de bienestar y crianza. Pro acciones por la niñez. Gusto por los libros, el cine, el café y la música. Colaboro en Kena revista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *