estrés crónico
BIENESTAR

5 formas de combatir el estrés crónico

El estrés es una respuesta natural del cuerpo ante situaciones de tensión o sustos. Sin embargo, cuando se hace habitual, se convierte en estrés crónico y puede ser muy dañino para la salud.


Nathalie Sessions, Nutrióloga de Bienestar Corporativo del Hospital Houston Methodist, menciona que durante el estrés normal se liberan hormonas, como el cortisol, cuyos niveles momentáneos en el cerebro permiten tener un comportamiento natural ante la tensión. Sin embargo, cuando los niveles de cortisol se mantienen elevados y desbalanceados, por semanas o más tiempo, el estrés se vuelve crónico y muy perjudicial para la salud.

Este desbalance bioquímico y emocional puede ocasionar aumento en la frecuencia cardíaca y, por lo tanto, enfermedades del corazón, así como riesgo de adicciones a sustancias e, incluso, desórdenes alimenticios.

“Cuando estamos estresados de manera crónica, nuestro comportamiento puede inclinarse hacia elecciones no saludables de alimentos, como helados, comida rápida en lugar de verduras y fruta, etc.”, comenta Natalie Sessions.

Existen diversas acciones que puedes poner en marcha en tu día a día para alejarte del estrés crónico. Estas son las cinco recomendaciones de la especialista en nutrición:

1.- Respiración profunda
Practica ejercicios de respiración profunda por 10 minutos. Cuenta lentamente hasta cinco mientras tomas aire por la nariz, luego vuelve a contar hasta cinco mientras exhalas lentamente por la boca. Este tipo de respiración te ayudará a oxigenar y relajar el cerebro.

2.- Alimentación sana
Cuando te sientes estresada es común que pienses en comer, se le llama «hambre emocional». Crea un plan de alimentación que incluya porciones balanceadas y sanas. Las comidas con grandes cantidades de harinas blancas, azúcar o helados, por ejemplo, son alimentos de alta carga calórica y se digieren muy rápido, lo que provoca que el hambre retorne con la misma velocidad. Además de un patrón de alimentación lleno de alimentos saludables, recuerda tomar ocho vasos de agua al día para que el organismo no confunda sed con hambre.

3.- Sueño de calidad
Duerme siete horas al día como mínimo. Evita el uso del celular, tablets o pantallas de TV, una o dos horas antes de dormir. La luz azul que estos dispositivos emiten, impide que el cerebro libere correctamente las hormonas que promueven el sueño; mejor lee un libro o una revista (en papel) antes de acostarte.

4.- Aquí y ahora, di no al multitask
Realizar múltiples tareas a la vez no es saludable. Administra bien las horas de tu jornada, para que puedas concentrarte en una sola tarea a la vez, de manera que puedas terminarla con tu mejor desempeño y productividad.

5.- ¡60 beats por minuto!
No sólo la música estimula la liberación de endorfina, la hormona de la felicidad, también la actividad física. ¿Te imaginas lo bien que te sentirás si haces ejercicio mientras escuchas música?

¡Empieza hoy! Por ti y para ti. Te darás cuenta que mientras más relajada estás, más paciente eres con tus hijos y con tu entorno.

Jaz Mendoza Jaz Mendoza (304 Posts)

Mamá de Vale. Editora en temas de bienestar y crianza. Pro acciones por la niñez. Gusto por los libros, el cine, el café y la música. Colaboro en Kena revista.


Share
Jaz Mendoza

Mamá de Vale. Editora en temas de bienestar y crianza. Pro acciones por la niñez. Gusto por los libros, el cine, el café y la música. Colaboro en Kena revista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *