GENERAL

Mimí Derba, la primera directora de cine ficción y el mundo del espectáculo en México

Si conoces películas del llamado Cine de Oro Mexicano seguramente has visto a Mimí Derba, pero además de actriz era una mujer extremadamente talentosa que dirigió, escribió y produjo cine.

Uno de los papeles que desarrolló esta mujer en el cine mexicano de mediados del siglo XX fue el de la mujer madura, la abuela o madre enérgica y amorosa a la vez, la casi eterna madre de Jorge Negrete en sus películas, o a la abuelita rica de Chachita en Ustedes los ricos, también fue parte del reparto de la primera película sonora de nuestro cine: Santa. En esta ocasión el texto trata de una de las actrices icónicas del cine nacional en su época de oro, aunque su historia no se limita a sus créditos como actriz pues esta mujer hizo muchas cosas antes de esas películas.

En los convulsionados años de la Revolución Mexicana, las clases medias y baja de la Ciudad de México, la menos asolada por el conflicto armado, en cierta medida, gustaban de acudir al teatro a ver zarzuelas y a escuchar a las tiples de la época. El cine no se había asentado aún en el gusto de los mexicanos. A principios de la segunda década del siglo XX debutó en la Ciudad de México en el Teatro Liríco, el 12 de diciembre de 1912 Mimí Derba, quien un año antes había debutado en La Habana, Cuba a la edad de 17 años. Esta joven no se iba a conformar con ser una estrella más dentro de la escena teatral mexicana, sino que iba a estar muy presente en el desarrollo del nuevo arte que poco menos de dos décadas atrás los hermanos Lumiere presentaran primero en Francia y pocos meses después en nuestro país; el cine.

Mimí Derba cuyo verdadero nombre era Hermila Pérez de León Avendaño, nació en la Ciudad de México el 9 de octubre de 1893. Decidió cambiar su nombre puesto que no le gustaba ni el Hermila, ni los apellidos que llevaba. Tomó el Mimí del sobrenombre familiar con el que la llamaban en su casa y el Derba tiene una anécdota más curiosa. Existía una marca de leche de magnesia, un remedio común utilizado como laxante, de marca Carlo Erba, a Mimí le gustó el apellido y lo descompuso en Derba, en aquellos días en México las películas italianas y sus actrices en especial Lyda Borelli y Francesca Bertini tenían mucho éxito, tal vez la joven actriz pensó que este nombre la haría atractiva a los espectadores. Al participar en una obra llamada El Barrio Latino del escritor Javier Basurto, Mimí causó un escándalo al presentarse al mojigato público mexicano vestida con tan sólo un mallón color piel.

Durante los años de la dictadura de Victoriano Huerta, Mimí Derba continuó trabajando en el teatro y en 1913 participó en una obra llamada “El País de la metralla”, una revista cómica en la que el dictador salía mejor parado que sus adversarios políticos escrita por José F. Elizondo y con música de Rafael Gazcón, a quienes años después el gobierno de Carranza perseguiría por la obra.

Mimí escribe y produce su primera obra de teatro; “Al Cesar” que se estrena con éxito en el Teatro Alarcón. La obra era una comedia de enredos.

Tras la caída de Huerta, Mimí se unió como muchas mujeres a la lucha por la igualdad y participó en las primeras manifestaciones de actores sindicalistas, lo que la hizo perder el trabajo. Pero en 1917 y buscando nuevos horizontes y negocios se asoció con el cineasta Enrique Rosas y con el apoyo económico del General Pablo González de quien se dice que fue amante, algo que ella negó durante toda su vida, fundó la Sociedad Cinematográfica Rosas, Derba y Compañía empresa matriz de Azteca Films. Ese año fue muy activo para Mimí Derba; escribió, produjo y actuó en la película “En defensa propia”, Al parecer, pero sin que exista la certeza, dirigió la película “La Tigresa”, lo que la convertiría en la primera mujer directora de cine de ficción en nuestro país y trabajo como productora de otras cintas de Azteca Films.

Lo cierto es que fue una pionera de la industria cinematográfica y hasta participó en la edición de una de las cintas de su compañía. Desgraciadamente la distribución de películas en México estaba en las manos de empresas estadounidenses que eran dueñas de las salas de exhibición y aunque Derba y Rosas viajaron a Nueva York tratando de vender las cintas regresaron defraudados de su viaje, pues a pesar de lo atractivo que resultaron las cintas para el público nacional, nadie en Estados Unidos quiso comprarlas y distribuirlas. Al no existir una forma de distribución que la hiciera rentable Azteca Films cerró sus puertas.

En 1919, Mimí Derba regresó al teatro y abandonó el cine por más de diez años. En la década de los veinte Derba no sólo se dedicó al teatro, sino que se dio a conocer como escritora y ensayista. Trabajó en El Universal Ilustrado donde publicó dos novelas. Trabajó también en otras revistas. En 1921 publicó su libro “Realidades”, y se sabe que también escribió argumentos para radionovelas. En 1931 regresó al cine actuando en la primera película hablada del cine mexicano: “Santa” al lado de la joven actriz Lupita Tovar y Carlos Orellana. Mimí Derba caracterizó a Doña Elvira, la dueña del burdel.

Con ese papel se le ofrecieron nuevos papeles en el cine. Participó en más de 25 películas entre ellas algunas de las más recordadas del cine nacional de la llamada época de oro como; “Dos tipos de cuidado”, “Salón México”, “La Malquerida”, “El baisano Jalil”, “Nana”, “Martín Garatuza”, entre otras.

Tras una caída en su casa y una intervención quirúrgica Mimí Derba murió el 14 de julio de 1953 de una embolia pulmonar en la Ciudad de México.

El poeta español Alfonso Camín quien durante los años de la revolución vivió en nuestro país y quien seguramente era aficionado al teatro llamado de frivolidades, donde Mimí Derba se presentaba, debe haber quedado prendado de la actriz, quiero imaginarlo boquiabierto desde su butaca frente a la actriz en aquel escandaloso mallón color piel, pues le dedicó un poema que hoy sin duda muchas feministas y amantes de lo políticamente correcto tacharían de machista y difamatorio del talento verdadero de la actriz y escritora, que dice: “Mimí Derba, Mimí Derba / Con tres partes de Afrodita / y Otra parte de Minerva.

Te puede interesar: Rosa Torres González, la primera autoridad electa en México.

Armando Enríquez Armando Enríquez (206 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.


Share
Armando Enríquez

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *